-->

miércoles, 7 de noviembre de 2012

MUJERES QUE RECUPERAN SU LUGAR





Por César Castets

Hay una mala interpretación de la Biblia. Hay hombres que dicen que como el hombre fue creado primero, la mujer debe someterse a él. Con ese criterio, todos los animales fueron creados antes que el hombre, entonces son superiores y mas inteligentes que el hombre.

  Hay que entender que fuimos creados en igualdad de condiciones a pesar de que el hombre llego primero y después la mujer. Por eso les dijo que juntos iban a ser un equipo y juntos iban a gobernar toda la tierra. El mensaje fue claro y para los dos. La idea de Dios es que el hombre y la mujer estén en el mismo nivel.
Tenemos que entender que nuestras esposas tienen los mismos derechos y obligaciones que nosotros. Por qué siempre tiene que cocinar ella? Lavar los platos y cuidar los chicos? .

Estos son algunos de los mitos que se arraigaron fuertemente en nuestra sociedad y en nuestra familia y lo peor: en la iglesia.
Hay muchas mujeres que tienen un gran deseo de servir a Dios pero se encuentran en iglesias que las anulan. Les dicen que están para tener hijos y limpiar los baños.
Los hombres así están retrasando el avivamiento porque cuando las mujeres que están bajo su autoridad se revelen, se despierten van a querer servir a Dios con todas las ganas pero lejos de esas personas. Tienen que huir de lugares así porque las llenan de culpa, de dolor.
En Génesis 3:16 dice que el hombre se iba a enseñorear de la mujer después del pecado. Y hay gente, sobre todo los de mentalidad machista, se toman de este pasaje como un mandamiento. Y esto no es así. Es una advertencia de Dios por lo que iba a suceder mas adelante. Dios le decía: “Mujer, de ahora en adelante, vas a darte cuenta que el hombre te va a echar la culpa a vos por el pecado y a raíz de eso te van a meter culpa y van a querer enseñorearse de vos. Van a decirte que sos una inútil, que el diablo te engaño a vos, que no servís para nada, el hombre va a tratar de enseñorearse de tu vida.”.
Pero Dios dice en su palabra, de que no hay hombre ni mujer, sino que somos todos iguales. No tenemos que tomar un solo versículo y predicar de eso, no podemos sacar las cosas de contexto. Hoy vemos que finalmente los hombres siguen tratando de enseñorearse de las mujeres, eso es el machismo. Pasan los años y las mujeres siguen siendo sometidas. ¿Por qué dentro de la iglesia hay tareas que la mujer no puede hacer y el varón si? Si somos iguales delante del Señor.
Todo esto ha herido a muchas mujeres que incluso se separaron del camino de Dios.
Tenemos que mirar cual fue la actitud de Jesús ante las mujeres. En sus tiempos, ellas eran un objeto mas. Estaban de decoración en la casa. Pertenecía al varón. No podía estudiar ni hablar de la ley. Tenían que trabajar en la casa continuamente. En ese contexto estuvo Jesús y empezó a hablar de las mujeres.

Algunos mitos que se manejan en algunas iglesias evangélicas. Mitos que han servido para arruinarle la autoestima a la mujer y hacerla sentir sin valor:
Dios creó a la mujer como un ser inferior con el propósito de servir a su esposo.
La mujer no esta preparada para asumir un papel de liderazgo dentro de la iglesia.
La mujer no puede predicar ni enseñar en la iglesia.
La mujer debe ver a su esposo como el sacerdote del hogar.
El hombre debe cubrir a la mujer en sus actividades ministeriales.
La mujer no debe trabajar fuera de la casa.
La mujer debe someterse obedientemente a su esposo en todas las situaciones de la vida.

Todo esto es mentira

El verdadero lugar de la mujer en la iglesia lo podemos encontrar en la vida de Jesús. Él trato a la mujer como debemos tratarla nosotros hoy en día.
La iglesia mas grande del mundo que está en Corea del Sur del pastor Cho, ahora tiene casi un millón de personas. Pero cuando él comenzó, trabajaba únicamente con líderes varones y después de un tiempo, alcanzó a tener tres mil personas en la iglesia. Después de un tiempo de mucho trabajo, el pastor cayó en una depresión nerviosa y estuvo cinco años sin poder ir a la iglesia. Entonces le pidió a Dios que le muestre como su iglesia podía seguir ganando gente. Dios le mostró que debía organizar células en las casas donde se predicara de la Biblia.
Entonces el pastor se lo planteó a los varones de la iglesia y ninguno quiso hacerse cargo de éstas casas. Entonces Dios le dijo que debía levantar mujeres que tomaran ese lugar, le mostró su actitud machista para que la cambie. Esa actitud que nació a causa de la cultura subcoreana donde las mujeres son un objeto sin valor.
El pastor Cho, obedeció la voz de Dios y levantó mujeres que manejaron durante esos cinco años la iglesia. El 80% de las personas que dirigían la iglesia eran mujeres. Pasaron de ser tres mil personas a ser dieciocho mil. Un crecimiento importante para una iglesia evangélica en el año 1975.
El pastor Cho descubrió la importancia de la mujer en la iglesia.
En la época de Jesús, la cultura decía que la mujer era propiedad del varón, eran símbolo del pecado, eran malas, eran inmorales, eran repulsivas y eran tratadas de esa manera. Aún dentro de la cultura romana, las mujeres eran tratadas como objetos. Los padres de familia, los varones, podían decir si su hija bebé recién nacida vivía o moría. La ley no hacía nada por defender a las mujeres. En este contexto Jesús le empezó a dar el lugar correcto a la mujer.

Vamos a ver cuatro casos de la vida de Jesús.

Lucas 10:38 Había dos mujeres, una llamada Marta y la otra María. Jesús llega a la casa de ellas y la primera se pone a limpiar todo para Jesús. Porque esa era la mentalidad de la mujer frente a cualquier hombre. Estar al servicio de él. En cambio María rompiendo todas las reglas estrictas, se sentó a los pies de Jesús. Se sentó y Jesús le empezó a enseñar. Siendo que las mujeres tenía prohibido escuchar de la ley y menos si el que hablaba era un rabí, un maestro de la ley. Jesús estaba tirando una bomba en su tiempo.
La Biblia nos enseña con esto que la mujer tiene el mismo derecho de ser discipulada que el hombre. Puede conocer la Palabra como el hombre. Jesús vino a darle el lugar a las mujeres. Ellas pueden aprender y enseñar de la Palabra como cualquier hombre.

Lucas 7:36.Jesús estaba reunida con muchos hombres legalistas y llega una mujer pecadora y empieza a lavarle los pies a Jesús. A causa de esto, los fariseos comenzaron a decir que “Jesús no tenía discernimiento para ver que esta mujer era una pecadora, prostituta, inmunda”. Entonces Jesús los mira, sabiendo que murmuraban y le dice “yo llegué a este lugar y ninguno me lavo los pies, pero esta mujer que es pecadora, tuvo la dignidad de arrodillarse ante mi y lavarme los pies.” Jesús perdonó los pecados de ésta mujer. Los fariseos se enojaron más porque Jesús había perdonado a una mujer. Como el los perdona, esta poniendo a la mujer en el mismo nivel que al hombre. Era una ofensa para la cultura.
Jesús demostró que la mujer puede tener las mismas características de bendición que el hombre.

Jesús se encuentra en Samaria con una mujer y empieza a hablar de la ley. Para la cultura de ese tiempo, hablar con una mujer que no era conocida, era algo terrible y mas si la mujer era Samaritana. Entonces Jesús muestra que la mujer tiene la misma autoridad que el hombre. Entonces dicen que la mujer fue la primer evangelista que tuvo Jesús. Porque ella termina de hablar con él y va al pueblo y le cuenta a todos que un hombre le contó toda la historia de su vida sin conocerla. Dijo que era un profeta. Esa fue la primera vez que se demuestra que el Poder de Dios también se puede derramar a través de una mujer. Demostró que las mujeres también pueden predicar de la Palabra.

Mateo 28:1 Jesús se había muerto. Al tercer día resucito. Lo pusieron en una tumba y la sellaron. Pusieron guardias frente a la piedra par cuidar el lugar. Entonces hubo un gran terremoto, y dos mujeres se acercaron a la tumba a ver que pasó con Jesús. Fueron valientes y se animaron. Sus discípulos estaban llorando por algún lugar, en cambio, las mujeres que supuestamente no servían para nada, se animaron y fueron a la tumba. Dios bendijo su actitud porque la tumba estaba abierta y se encontraron con un ángel que les informó que Jesús había resucitado. Fueron las primeras en recibir las buenas nuevas. Entonces ellas salieron corriendo a contarle a todos los varones miedosos que se habían quedado atrás que Jesús había resucitado. Ellos no le creían. ¿Por qué Dios eligió dos mujeres? Para demostrar que la mujer es importante.

Dios rompió a través de Jesús toda esa cultura en contra de las mujeres. Lo lamentable es que hubo hombres que hicieron una mala interpretación de la Palabra, machista.
  Te hablo de la igualdad entre el hombre y la mujer. No el feminismo ni el machismo sino la igualdad que Dios estableció.
Tenés que sacar esa idea de que la mujer no sirve o que no es necesaria. Dios nos creo complementándonos. Por eso la Biblia dice que son una sola carne. Es necesario que sean dos cosas iguales. Así como no se puede unir el agua y el aceite no se puede unir dos personas desiguales. Por lo tanto no hay hombre o mujer sino es una sola cosa, la raza humana. Dios tiene a todos por igual.

Fuente: avanzapormas.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario