-->

domingo, 2 de junio de 2013

MUJER….SONRIE!


Hace poco estuve leyendo en el periódico una noticia que me dejo impactada, se titulaba “Las mujeres que  nunca sonríen”.   Era precisamente sobre las mujeres afganas como el régimen talibán que las esclaviza con un sinnúmero de reglas y de restricciones.  Comenzando con la “burka” que es precisamente esa prenda de vestir semejante a un enorme velo que utilizan  al salir a la calle y cubriendo desde su cabeza hasta los pies, incluyendo las manos. Estas mujeres viven sin derechos en su país y básicamente actúan como si fueran fantasmas.  No pueden salir solas a la calle, no pueden hacer ruido al caminar, no pueden estudiar, y como si fuera poco se les prohíbe reír en alta voz.  Si se pintan las uñas le amputan los dedos, prohibido tomarse fotos, prohibido escuchar música y ver televisión.  Tienen prohibido practicar deportes. Las mujeres viudas y que han perdido a sus familiares hombres en la guerra, se mueren de hambre, pues no les es permitido trabajar, ni salir solas. Algunas se aventuran a salir a mendigar, pero con el riesgo de ser apaleadas y hasta asesinadas.
Traigo este tema a consideración ya que desde un punto de vista social y bíblico, nosotras las mujeres somos privilegiadas en Occidente. En muchos países la mujer ha sido marginada y esclavizada.  Aunque conocemos de casos en los cuales también en nuestros países se ha abusado física, mental y emocional de la mujer; la cantidad es proporcionalmente menor.  Por ejemplo, hace poco leía yo que en la India a más de doscientas niñas sus padres dieron el nombre de “Unwanted”, o “No Querida” solo por ser niñas y no varones, como hubiesen preferido que fuesen.
Muchos han querido atacar este tipo de abuso a través del movimiento de la liberación femenina.  La verdadera liberación femenina es a través de Jesucristo y del reconocimiento de los modelos  y principios bíblicos. Por ejemplo leemos  en 1 Corintios 11 versos 11 y 12 “Pero en el Señor, ni el varón es sin la mujer, ni la mujer sin el varón; porque así como la mujer procede del varón, también el varón nace de la mujer; pero todo procede de Dios.”  También nos dice la Palabra en Gálatas  3:28 “Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.”.  Así que bendito nuestro Dios que nos redimió de la Ley del Pecado y de la Muerte. Recordemos que el único que quiere ver a la mujer destruida y hecha una esclava se llama diablo y Satanás; esto debido a que a la simiente de la mujer nacería Cristo, el Señor.
Hay tres incidentes en el Nuevo Testamento que nos indican la sutiliza, el amor, cortesía y respeto del Señor Jesus hacia las mujeres; estos son: la mujer cogida en adulterio, la adultera que lava los pies a Jesus y el pasaje de la mujer en el pozo.  Tenemos porque sonreír….Mujer amada, sonríe!
“Dios no creó a la mujer de los pies del hombre pues sería pisoteada por él, ni de su cabeza porque sería superior a él. Sino de su costado para ser igual a él y debajo de su de su corazón para ser amada!”


Por: Pastora Lucy Carmona

No hay comentarios:

Publicar un comentario