-->

viernes, 6 de julio de 2012

HIJOS DE LA PROMESA


Así que, hermanos, nosotros, como Isaac, somos hijos de la promesa. Gálatas 4:28

Ser hijos de la promesa, es ser hijos de la Palabra de Dios y dice en la Biblia, para que usted compruebe esto en
1 corintios 1:21 “Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación.”
Somos nacidos de carne pero también somos nacidos del Espíritu.” Somos nacidos de carne pero también somos nacidos de la Palabra de Dios y eso nos dice la misma Palabra.
“Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es.” Juan 3:6

Lo de la carne es temporal, lo del Espíritu es eterno. Del espíritu se nace por medio de la Palabra, de la carne es por esperma humano, por planes humanos. Porque se pueden hacer planes humanos, pero no van a trascender en la eternidad. Tú debes emprender todos sus proyectos por medio de la Palabra. Todo lo que tú hagas por medio de la fe y producido por la Palabra de Dios en tu vida viene por el oír y el oír la Palabra de Dios.
 Lo que nace de la Palabra trasciende y queda para la eternidad.

Todo lo que es de la voluntad humana, la razón, la inteligencia, humanismo, todo esfuerzo humano sin consultar con Dios, queda con el tiempo y no trasciende va a la destrucción final. Como hijos de Dios debemos depender 100% de su Palabra, todos los días. Orando, consultando con su Palabra para hacer nacer mi milagro y eso va a trascender más allá del tiempo; porque fue voluntad de Dios y no voluntad mía.
No fue la razón, plan o inteligencia humana para que el mundo me aplauda; sino que Dios es testigo y la nube de testigos está aplaudiendo como testimonio de que alguien creyó.
29 Pero como entonces el que había nacido según la carne perseguía al que había nacido según el Espíritu, así también ahora. Gálatas 4

Cuando Dios había visitado a Abraham, Él le prometió un hijo a través del cual su descendencia sería como las estrellas y la arena del mar. Pero transcurrido el tiempo y no viendo Sara que esto se hacía realidad, ella decidió ayudarle a Dios y le dijo: Abraham Dios se ha olvidado de ti, pensó que Dios necesitaba ayuda. En ese momento Sara trajo a Agar para que Abraham tenga un hijo con ella y pueda tener descendencia, pero que paso? Después de que Agar tuviera a Ismael, ellos persiguieron a Sara.
Cuando nos embarazamos del primer edificio de la avenida España (CFA Iglesia sobre la calle España) decían: están locos. Cuando nos embarazamos de este segundo edificio ( Templo nuevo del CFA) dijeron están locos. La gente empezó a hablar y si escuchábamos las voces humanas eso nos podía aplastar y producir en nosotros el desaliento de que no construyamos el templo, que nos quedemos en el lugar pequeño en que estábamos.

Eso le sucedió a un hombre sin estudios que empezó a vender empanadas. Sus empanadas eran tan ricas que empezó a vender muchísimas empanadas, pero vino el hijo, con estudios y le hizo un plan financiero. Después el padre le envía para comprar discos de empanada y le dice al hijo: tráeme 1000 discos de empanada, hoy vamos a vender mucho. Y le dice el hijo: pero papa! No sabes lo que están diciendo en el mundo financiero, el mundo esta quebrado! La bolsa de Nueva York está cayendo, Londres también. Entonces el padre escucha la voz del hijo y dice: bueno tráeme sólo 500 discos de empanada. Y al final que paso? El Señor terminó cerrando su empanadería.

Lo que es del mundo va a tratar de apagar lo que es de Dios, siempre. Como Ismael persiguió a Isaac. Fe y paciencia para alcanzar las promesas. Cuando entendemos que Dios nos promete algo tenemos que embarazarnos de eso que nos prometió e iniciar todo el proceso de embarazo.
La fe y la paciencia obran en todas las promesas de Dios.

Dice en Romanos 4:21 “Plenamente convencido de que era también poderoso para hacer todo lo que había prometido;” de lo que Dios le promete, debe embarazarse. Y con su paciencia y su fe, Dios lo va a hacer. “Plenamente convencido de que Dios lo iba a hacer”.
Pero al transcurrir como 14 años de la promesa de Dios, vino Sara y le dijo a Abraham, No pasa nada, no se cumple la promesa! El tiempo de Dios no es nuestro tiempo, una de las cosas importantes de cuando empezamos a creer en Dios es la capacidad de esperar y esperar; pero no vemos ningún resultado, volvemos a esperar pero no pasa nada y es porque estas a apenas un día de tu milagro.

Hay gente que abortó la misión un día antes de su milagro porque no supo esperar. Aprende a esperar. Pero como entonces el que había nacido según la carne perseguía al que había nacido según el Espíritu.” Gálatas 4:29 Las cosas en tu vida que están de acuerdo al sistema del mundo van a atacar las que son de Dios; porque se oponen. Por ejemplo en una mesa de reunión hay personas que usan la inteligencia y hacen análisis humanos, pero hay otras personas que dicen: Yo le creí a Dios. Entonces el que usa la inteligencia empieza a atacar a la fe en Dios; Porque El no opera según la lógica de Harvard, de la universidad americana, católica, o nacional.
El que escuchó la voz de Dios se embarazó de la Palabra, está esperando en Dios, recibe el ataque y le dicen: Estas loco! A todos nos dijeron alguna vez que estábamos locos, usted tiene que ser más loco! Los hijos de Dios nos movemos según la voz del Espíritu Santo.
 La Palabra de Dios empieza a producir en nosotros milagros que van a cambiar el destino de nuestra familia y generaciones !!!!!

 Publicado por Pastor Emilio Abreu Etiquetas: Palabras de Poder, Prédicas Pastor del Emilio Abreu; Iglesia Centro Familiar

No hay comentarios:

Publicar un comentario